El 83% de las empresas terciarizan algunos servicios en Argentina. Es más, en los últimos dos años se incrementó el nivel de subcontratación en un 38%, según una encuesta privada.

Outsourcing

“La subcontratación es una tendencia a nivel mundial y tiene que ver con la transferencia de servicios a distintos proveedores”, explica Cristina Billinghurst, socia de BDO, empresa que realizó el sondeo junto a Ceop. En los datos duros, el 38,3% de los entrevistados incrementó su nivel de tercerización, mientras que un 44,1% lo mantuvo.

Asimismo, el 38,8% sostuvo que en los dos años próximos va a incrementarse la tercerización, mientras que un 28,5% aseguró que se mantendrá como hasta hoy.

La muestra sobre la caracterización, alcances y desafíos de la subcontratación en la Argentina se realizó a 256 ejecutivos de empresas de distintos rubros. El 39,5% ocupa cargos gerenciales.

¿De qué depende y qué se terciariza?

Del informe se desprende que la terciarización es directamente proporcional al tamaño de las empresas: el 93,3% de las compañías de más de mil empleados utilizan estos servicios; mientras que en las empresas de menos de 200 empleados el porcentaje baja a 81,8%, aunque sigue siendo alto.

Según la encuesta, los servicios más delegados son el personal eventual, como limpieza o vigilancia (63,7%), le siguen los administrativos (49,5%), de áreas, de contabilidad, impuestos, liquidación de nóminas; los servicios tecnológicos (34,9%) y de logística y distribución (34,4%)

Las tres ventajas más importantes que arrojó este informe sobre outsourcing son: ayuda a centrarse en la actividad principal (55%); flexibilidad en la disposición de recursos (48,8%) y transformación de costos fijos variables (47,7%).

Fuente: El Economista América

Share This: