gastos

La Ley sobre Impuestos a la Renta permite activar aquellos desembolsos incurridos para dar nacimiento a una empresa como gastos legales, permisos municipales, compra de instalaciones y otros bienes que son imprescindibles para comenzar a generar ingresos. Como eso desembolsos ayudan a generar ingresos en más de un periodo, y es por ello que el legislador permite que sean activados y amortizados en un lapso que media entre uno y seis años.

 

Es importante recalcar que la elección del periodo de amortización depende exclusivamente del contribuyente, sin necesidad de dar aviso al Servicio de Impuestos Internos. Es por ello que estos conceptos, que tienen que estar vinculados con la generación de ingresos afectos al Impuesto a la Renta de Primera Categoría y tener documentación de respaldo, pueden ser amortizados en un año, en dos, en tres… hasta en seis.

 

Finalmente, podemos señalar que el monto de amortización no tiene que ser uniforme, sino que el Servicio de Impuestos Internos ha interpretado que puede amortizar en cantidades no uniformes en el tiempo que el contribuyente haya elegido.

Germán R. Pinto Perry